Erase una vez … la movilidad

En ese mundo ideal de gente contenta y forrada de billetes existe un grupo de gente que hace que los ricos tengan sus ipones (h eliminada intencionadamente) y sus calculadoras grandes (a.k.a blackberrys) sincronizados con sus cuentas de correo.

Sus ipads llenos de juegos camuflados entre aplicaciones corporativas para poder pasar el rato mientras escuchan cosas que no entienden y de las cuales son responsables (o al menos les pagan para eso).

curris jim hensons

En ese mundo ideal, perfectamente conectado se mueven nuestros amigos, antaño montados en taxis de aquí para allá…hasta que llego la crisis.

Entonces, oh miserias de la vida, aquellos felices poseedores de iphones (h incluida intencionadamente) y de super calculadoras solamente cobraban 2.500 (numero ficticio, por supuesto) por sus desplazamientos.

¿Y nuestros amigos?, atrás quedo el tiempo de los taxis, ahora hay un nuevo truco (realmente el truco es antiguo, pero aquellos tiempos casi nadie lo usaba).

Ahora el truco es el siguiente… supongamos que tu lugar de trabajo esta en el punto A y de repente, tienes que ir a una reunión en el punto B que dista 50 km de tu lugar de trabajo y otros 50 km de tu lugar de residencia.

En vez de utilizar alguna de las neuronas disponibles hacen uso del comodín del carnicero…

Te vienes a la oficina en TU coche (100km), luego te vas a la reunión (50Km+ atasco), vuelves a la oficina (50km+atasco) y luego te vas a tu casa tan contento (otros 100km).

¿Y donde esta el truco?… el truco es que te pagan el kilometraje a la increíble cantidad de … (redoble de tambores) … 17 céntimos el kilómetro. 17 centimos … señoras y señores… casi a lo que te dan por cada click con algo de suerte.

Eso suponiendo que tengas coche, porque aunque pueda parecer extraño hay gente que no tiene coche, o que directamente no le sale de las narices usarlo para ir a trabajar…

Esa es la razón por la que cada vez se ven menos a esos tíos raros con la funda de un portátil a la espalda y un servidor bajo el brazo, intentando parar un taxi mientras hablan por teléfono con un ladrillo móvil de antepenultima generación.

Si alguna vez os cruzáis con alguno de ellos, hay que respetar las normas básicas.

– No mojarlos
– No exponerlos a la luz del sol

y sobre todo… lo mas importante … no darles de comer después de las 12.

Fuentes de inspiración de este mundo ideal:

http://www.20minutos.es/noticia/1328128/0/diputados/pisos/dieta/
http://www.publico.es/448072/dos-diputados-del-pp-piden-perdon-por-jugar-a-apalabrados-mientras-privatizan-la-sanidad
http://www.huffingtonpost.es/2013/02/28/diputados-senadores-pillados_n_2782212.html
http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/06/espana/1352208235.html

No se vayan todavía, aun hay mas.

Comments are closed.