Las gorras…

He leído un par de post en Las peripecias laborales de un sub-sub-contratado y he de decir que, además de tener mas razón que un santo me ha recordado a mi mismo a long time ago…

Era un verano caluroso del año de dios sabe cuando…cuando (valga la redundancia) cierto banco patrocinador de un equipo de formula-1 (en esa época no, que yo sepa, pero ahora si) llamo a cierta empresa con renombre en el mundillo de la seguridad (que no eramos nosotros) para que mandaran a un tio/pollo para que les montara un firewall (de la época, checkpoint+ sb ha cluster (que no el full, todavía no lo habían inventado) sobre unas maquinas de SUN (ahora oracle) y había que instalarles el sistema operativo (2.6).
Sea como fuere, el encargo me lo pasaron a mi (a “mi” emperesa, mejor dicho) asi que, alli me presente con la gorra de la empresa del sistema operativo…ningún problema, me autentique con el de la puerta y me dejaron entrar…
Unos días después, por azares del destino, se fue a tomar por el culo el firewall, asi que, la empresa A volvio a llamar a la empresa B y esta a la C (la “mia”) y, como yo andaba por alli, me pidieron que pasara a echar un vistazo…
Llego a la puerto y me identifico como empleado de la empresa A, al dar mi DNI les salió en el inventario que había estado alli hace unos dias como empleado de otra empresa, asi que… no me dejaban entrar…
Una putada, porque al final se descubrió el pastel y se monto el pollo, porque debía de haber algún contrato que impedia la sub-sub-contratación…
Al final me la cargué yo, of course (no se que pretendian, que falsificase mi dni o algo asi)…

Comments are closed.